Brutas, ciegas, sordas, mudas.

Brutas, ciegas, sordas, mudas.

Por Cruces x Rosas

«Si le pusieron los cuernos a Shakira, ¿qué podemos esperar nosotras?«

Esta frase se ha repetido como un mantra en redes sociales en los últimos días. La creencia que las mujeres bellas, famosas y exitosas no pasan por las mismas tristezas, problemas o vicisitudes de la vida que cualquier mujer, es uno de los factores más arraigados en la sociedad.

Esto, nos hizo pensar bastante sobre cómo algunas mujeres tienden a generalizar como verdad absoluta, conductas en base a experiencias de otras,

  • Primero, la historia de otra persona no es la tuya: evitemos asumir que lo que le pasó a tu amiga o a la estrella de la música te va a pasar a ti, con el fin de reforzar y peor aún, justificar creencias que nos perjudican: “Todos los hombres son iguales” “A la larga me van a dejar por alguien más bonita/joven” “La infidelidad es normal/natural porque los hombres son hombres y no pueden aguantarse” «Lodos los hombres son abusadores»
  • Segundo, ninguna de nosotras es amiga personal de Shakira, por lo que es imposible que sepamos los detalles de la situación por la que ella está atravesando, ni cómo fueron las cosas dentro de esa relación.
  • Tercero y muy importante: muchas mujeres aún creen que el prototipo de mujer hermosa, tiene la vida más fácil solo por ser bonita. Y este convencimiento es uno de los factores que más daño nos hace, cuando creemos que, por no cumplir con los estándares de belleza impuestos por el patriarcado, no merecemos relaciones sanas, amores bonitos y si vamos aún más profundo, respeto y trato igualitario.

En este sentido, las mujeres en 2022 seguimos en permanente conflicto con nuestro cuerpo y hasta pareciera que hemos experimentado un retroceso en cuanto a la valoración personal. Mientras hay muchos movimientos ligados a la aceptación corporal como body positive o fat talk, también hay un incremento del uso de filtros de belleza y programas de retoque de imágenes para mostrarnos en redes “con una versión mejorada” de nosotras mismas.

  • ¿En el aspecto físico, realmente nos estamos aceptando y queriendo tal cual somos?
  • ¿Qué rol juega el feminismo para detener la violencia estética, una mala costumbre silenciosa y que generalmente anida en nosotras mismas?
  • ¿Cuántas veces te has mirado al espejo y no has sido amable contigo?
  • ¿Cuántas veces te ha dado pena ponerte bikini en la playa? ¿o un vestido en días de calor?
  • ¿Cuántas veces has pensado que haciendo dieta y bajando o subiendo X kilos tu vida va a cambiar y vas a conseguir por fin ser feliz y estar plena?

Eso también es violencia. Violencia hacia nuestro propio cuerpo.

Y como todas las violencias, una vez que la identificamos, tenemos un trabajo de sanación hermoso por delante, para erradicarla de nuestra vida.  Y para eso, tenemos que estar unidas, sororas y dispuestas a apoyarnos entre nosotras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: