Violencia en la infancia: visibilizar, medir y actuar

Violencia en la infancia: visibilizar, medir y actuar

Por Isabella Brizio

“Visibilizar la violencia de las infancias nos hace entender dónde estamos paradxs para la construcción de las sociedades futuras”

Hace tiempo que todo lo relativo a las infancias son, por mucho uno de los problemas menos visibilizados a nivel global y en Latinoamérica en particular. Sí partiéramos desde el camino que ha llevado al feminismo (con sus muchos o pocos avances), creo que todos podemos coincidir que el principal logro de dicho movimiento fue comprender que lo privado es lo público y lo público es político. Así, gateando con algunos pasos adelante y algunos otros para atrás, se ha ido construyendo números sobre la violencia de género que llevaron a campañas de concientización, lo que empujó a su vez a la creación de instituciones especializadas y leyes específicas de protección. Sé que este camino puede ser criticable e imperfecto, pero pongamos que ha sido una línea recta sólo para motivos de este escrito.

Y si se están preguntando,  ¿de qué va este escrito? Bueno, pues va de las infancias de Latinoamérica y de lo atrasado en la visibilización del problema de abuso y violencia que sufren y todo porque no logramos llevar lo privado a lo político. En Latinoamérica el principal reto es conocer las cifras y la amplitud del problema, independiente de varias iniciativas existen pocos registros o encuestas que nos den una imagen clara de la violencia doméstica que viven las infancias.

La carencia de datos lleva a una falta de políticas claras que pueda llevar a un mejor soporte. Esto sólo en el plano político, pero en lo social no podemos trabajar o apoyar en un problema que no vemos. Entonces ¿qué si vemos?

  • Cerca de 300 millones de niños de dos a cuatro años en el mundo a menudo se ven sometidos a castigos violentos a manos de sus cuidadores. Siendo la violencia física la más prevalente con un 31% seguida por la violencia sexual en un 14%.
  • 50% de la población de menos de 18 años ha sido víctima de violencia en el hogar, en su mayoría perpetrada por familiares o personas cercanas
  • Encuesta de Violencia de la Mujer 2015, según la cual en un 43,9% de los casos de mujeres maltratadas físicamente en el último año por parte de su pareja, había hijos menores residiendo con ella
  • Según la UNICEF, la violencia se da principalmente en el interior de las familias, por medio del castigo físico como forma de disciplina, el abandono, la explotación económica y el abuso sexual
  • De acuerdo a datos de la OMS, una tercera parte de los estudiantes de 11 a 15 años en el mundo han sido víctimas de intimidación de parte de sus pares en el último mes, y se calcula que 120 millones de niñas han tenido algún tipo de contacto sexual contra su voluntad antes de cumplir los 20 años.
  • La violencia emocional afecta a uno de cada tres niños, y uno de cada cuatro niños en el mundo vive con una madre cuya pareja la trata con violencia.
  • Se calcula que 40.150 niños en el mundo fueron víctimas de homicidios en el año 2017. La tasa mundial de homicidios en el grupo de 0 a 17 años fue de 1,7 por 100 000 habitantes y la tasa observada en los varones (2,4 por 100 000 habitantes fue el doble de la observada en las mujeres (1,1 por 100 000 habitantes).

Y el problema no para ahí. Estos datos fueron obtenidos en su mayoría de organizaciones gubernamentales, sin embargo, existen sectores de la población que por motivos diversos no se cuenta con datos suficientes para poder hacer un análisis de fondo. Un ejemplo son las comunidades indígenas, de quienes por motivos de interseccionalidad no se tiene casi ningún dato en lo relativo a violencia contra niños, niñas y adolescentes.

Ante cualquier problemática social es necesario entender que siempre existen capas de complejidad, la diferencia en violencias que sufren los niños a las niñas puede ser un factor de género que habla de particularidades estructurales y sociales que deben de ser tomadas en cuenta en la búsqueda de una solución. Tenemos así, por ejemplo, las víctimas de homicidio son mayoritariamente niños mientras que las niñas son la mayoría cuando hablamos de violencia sexual durante la infancia (¡hasta aquí nos lastima el patriarcado!)

Pero para corregir siempre debemos de dar un paso atrás y entender ¿qué nos está pasando? ¿cómo siempre hablamos de la importancia de las infancias y al mismo tiempo violencias estructurales hacia ellos? Las dudas son el comienzo para empezar a tener respuestas. Corregir sólo puede venir desde que entendemos que la violencia que sufren las infancias viene en su mayoría del espacio privado y, por tanto, las particularidades de soporte, acción y acompañamiento deben de venir de la mano con un entendimiento real de las circunstancias y esto no se puede hacer sin datos.

Lo anterior no debe de ser tomado a la ligera, si, es verdad, faltan datos y hay grupos poblacionales prácticamente borrados. Pero la falta de los mismos no significa la falta de acción. Debemos desde lo privado y lo público crear un pacto de protección a las infancias. Luchar contra el patriarcado que nos hace daño desde el inicio de nuestras vidas. Visibilizar la violencia de las infancias nos hace entender dónde estamos parados para la construcción de las sociedades futuras. Los datos son fuertes, pero, no olvidemos que todos ellos son niños, niñas y adolescentes que merecen una vida digna y libre de violencia. Se tiene que hacer de forma activa en todos los espacios y en todo momento, tenemos una obligación para aquellos en estado de desprotección y los niños deberían en muchos sentidos estar en lo más arriba de esa lista de prioridades. En la escuela, los espacios públicos, en la casa, todos somos responsables de cuidarlos y todos somos parte de este problema y de su posible solución.

Fuentes (si te interesa saber más):

Nahomi, I. (2014, Septiembre 26 ). PANORAMA RIDH. Retrieved from https://panorama.ridh.org/america-latina-la-region-del-mundo-con-mayor-indice-de-maltrato-infantil/

Niños, C.-U. O. (2020, Noviembre). Violencia contra niños, niñas y adolescentes en tiempos de COVID-19. Retrieved from https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/46485/1/S2000611_es.pdf

Salud, O. M. (2020, junio 08). Retrieved from https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/child-maltreatment

Salud, O. M. (2020). INFORME SOBRE LA SITUACIÓN MUNDIAL 2020. Retrieved from https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/332450/9789240007154-spa.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: