Donde hubo violencia el trauma queda

Donde hubo violencia el trauma queda

Por Irais Jimenez

Tienes derecho a ser tú misma, cualquier pensamiento que te diga lo contrario ¡No es tuyo!

Una de las secuelas de haber estado en una relación violenta es que seguimos viéndonos a nosotras mismas con los ojos del agresor, sus palabras nos juzgaron durante tanto tiempo que de pronto parecen que son nuestras ideas, convirtiéndose en pensamientos nocivos que dañan nuestra autoestima.

Lo primero, y quizá lo más difícil, es aceptar que el daño que nos hicieron no terminó cuando dejamos a la pareja abusiva y que para superar este trauma no es suficiente la autorreflexión, aunque sí es muy importante para el proceso. Ojalá todas podamos conversar de lo que nos pasó con una persona especializada, que nos brinde las herramientas necesarias para poder empezar a desenredar y separar nuestros pensamientos de los que el abusador nos implantó, los cuales nos impiden avanzar.

Una vez que hemos aceptado que el daño está hecho, tenemos que dejar de revictimizarnos pensando que fue nuestra culpa, que pudimos haber actuado de cierta manera o que debimos “darnos cuenta”. Es necesario empezar a perdonarnos todo, todísimo aquello que nos haga sentir avergonzadas, poco dignas o menos valiosas, aquí es donde vamos a empezar a decir: esa no es mi idea.

Si logramos parar en seco estos pensamientos tóxicos, comenzaremos a rastrear en qué momento lo integramos a nuestro sistema de creencias a través de preguntas como: ¿cuándo me empecé a sentir así? ¿Qué comentarios o actitudes me hicieron cambiar mi forma de hablar, vestir, socializar, etc? ¿Cómo era antes de que esto me lastimara? Con este ejercicio, podemos obtener las pistas necesarias para identificar los pensamientos y comportamientos que nos hieren.

Recuerda que tus emociones existen por una razón y en algunos casos son síntomas de que algo no anda bien, por lo que es muy importante darles validez sin juzgar, desde la comprensión y empatía con uno mismo. Esto es un proceso personal y cada persona lo lleva a su propio ritmo. Toma cada cambio, por pequeño que parezca, como un gran paso a reencontrarte contigo misma.

Nota de la redacción: A través de la plataforma amorosamente de Cruces X Rosas, puedes acceder a apoyo sicológico con perspectiva de género. Para más información haz click aquí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: