Autolesión: El lenguaje del dolor

Autolesión: El lenguaje del dolor

Por Marcela Botello

En México, en población adolescente, las autolesiones tienen una prevalencia del 15 a 17%. Las mujeres tienen mayor prevalencia que los hombres”

Cualquier comportamiento de auto-daño y que se realice para poder manejar emociones difíciles puede considerarse una autolesión. Esta conducta es una forma de liberar la presión de pensamientos o emociones estresantes. Al principio puede generar un cierto alivio al dolor emocional, pero es temporal, ya que las razones detrás de ese dolor no quedan solucionadas, y los sentimientos de culpa y vergüenza que aparecen después pueden volver a iniciar el ciclo de la autolesión. 

En México, en población adolescente, las autolesiones tienen una prevalencia del 15 a 17%. Las mujeres tienen mayor prevalencia que los hombres.

Las autolesiones pueden estar asociadas a otros problemas de salud mental como la ansiedad, depresión, trastorno límite de la personalidad, uso y abuso de substancias, autismo, esquizofrenia, intentos de suicidio y con tener antecedentes de acoso escolar, abuso sexual y/o físico. 

Mitos sobre las autolesiones:

  • “Las personas que se autolesionan solo buscan atención”
    • Muchas personas que se autolesionan no se lo comentan a nadie y les puede tomar mucho tiempo en pedir ayuda.
  • “Las personas que se autolesionan son goth o emo”
    • No hay evidencia que lo sustente. 
  • “Solo las mujeres se autolesionan”
    • Tanto mujeres como hombres lo llevan a cabo.
  • “Las personas que se autolesionan lo disfrutan”
    • Las personas que se autolesionan no lo disfrutan, al contrario, pueden llegar a sentir mucho dolor. Para algunos que sufren depresión, se sienten tan anestesiados que se autolesionan para poder sentir “algo” aunque ese algo sea dolor. Otros consideran el sentir dolor como un auto castigo. 
  • “Las personas que se autolesionan son suicidas”
    • No necesariamente. Muchas personas que se autolesionan lo hacen para poder lidiar con sentimientos y emociones difíciles, otros lo describen como una forma de mantenerse vivos y tratar de sobrellevar estas dificultades. No obstante, algunas personas sí pueden manifestar deseos suicidas. 

¿Qué puedo hacer para evitar autolesionarme?

Cuando una persona siente la urgencia de autolesionarse, es importante recordar que esta conducta se utiliza para manejar una emoción o sentimiento doloroso. Esta emoción o sentimiento suele durar poco tiempo, por lo que hay que desarrollar distintas habilidades para dejar pasar la emoción. 

  • Se le puede pedir a la persona que imagine su emoción como una ola, que va subiendo poco a poco hasta que llega a la parte más alta, que suele ser cuando más fuerte se siente la emoción, y así como sube, la intensidad suele ir bajando poco a poco. 
  • Usar técnicas de distracción:
  1. Escribir los pensamientos y emociones que te están afectando en ese momento y romper el papel como una manera de “dejarlo ir”.
  2. Tomarte un minuto para respirar o meditar.
  3. Gritar sobre una almohada.
  4. Salir a dar un paseo.
  5. Hacer mucho ruido con algún instrumento que tengas en casa o incluso con los sartenes de la cocina.
  6. Hacer rayones en un pedazo de papel.
  7. Llama a algún familiar o amigo.
  8. Haz algo creativo como un collage o juega con plastilina.
  9. Escucha música que te guste o ve una de tus películas favoritas. 
  • Utiliza la app “Calm Harm”
    • Esta aplicación te da una serie de actividades diferentes a realizar si sientes la urgencia de autolesionarte ante alguna situación. 

¿Qué puedo hacer si conozco a una persona que se autolesiona? 

  • Lo más importante es ofrecerle un espacio seguro para que te pueda hablar sobre la situación y así ofrecerle el apoyo que necesita. 
  • Puedes considerar los siguientes puntos:
    • Date un espacio. Si quieres acercarte a una persona que sospechas o sabes que se autolesiona, dale un tiempo en el que no haya distracciones para poder hablar y donde se sienta segura.
    • Escucha. Es importante darle la oportunidad de expresar lo que siente.
    • Se abierta y honesta. Dile que te preocupa su situación.
    • No juzgues. Recuerda que el dolor emocional es subjetivo, así que cuando estés escuchando, evita emitir juicios o poner etiquetas. 
    • Ofrece apoyo. Coméntale a la persona que estás para apoyarla y le puedes alentar y ayudar a buscar apoyo psicológico. 
    • Recuerda a la persona detrás del comportamiento. Considera que detrás de ese comportamiento hay una persona que esta sufriendo y necesita de tu apoyo para buscar y recibir la ayuda que necesita. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: